LUZ INTERIOR
Celia Gradín Montero

Artista y creadora de ambientes, Celia Gradín (Pontevedra, 1963) ha trabajado en La Coruña, Londres, Montreal, Montpellier y Barcelona, ciudad en la que reside actualmente. En esta ocasión presenta en Art & Schilling un resumen de su trayectoria artística anterior, desde sus primeros móviles hasta sus últimas creaciones centradas en la creación de objetos (muebles, cajas-vidriera), lámparas...), instalaciones, decoración y creación de ambientes. Sus exposiciones más recientes han tenido lugar en Montpellier y Barcelona. En la ciudad francesa ha participado en la exposición colectiva de encuentros artísticos entre Montpellier- Barcelona (1997), y en exhibiciones individuales en el Hôtel Climat de France y en el Poisson d'Avril (ambas en 1997). En Barcelona sus últimas producciones han podido verse en la galería Original (1996), Muebles imposibles, en la Primavera del Disseny (1997), en la galer&ioacute;a Sol Sureda, en Escenes del Raval (Casa de la Caritat, 1998) y en el taller de autorretrato del MACBA (1998) entre otras.
Paralelamente a sus primeras realizaciones centradas en la creación de móviles y mosaicos (Flores en mi jardín, 1995), Celia Gradín ha trabajado técnicas más tradicionales como el óleo (Laberinto Orgánico I, 1990 y Laberinto Orgánico II, 1991/96) en la línea de la pintura abstracta, colorista y con interés en la representación de figuras orgánicas y laberínticas. Sus experiencias posteriores, de las cuales es una muestra la exposición del Art & Schilling, han seguido el camino de la producción objetual iniciada en aquella época con móviles, mosaicos, cajas de luz. Los materiales utilizados en este campo, tal y como puede observarse en la exposición son materiales diversos extraídos del entorno cotidiano (lanas de colores, espejos, papel de celofán, cristales, teselas, arena de playa, piedras, redes...) que aluden a la idea de fragmentación y construcción de objetos, a la necesidad de expresar el trabajo artístico como forma de meditación personal y hacer visualizable el transcurrir del tiempo. De la construcción de objetos ha pasado en la actualidad, a la construcción de ambientes.
A partir de sus primeros mosaicos se produjo en sus obrs una ampliación hacia otras experiencias artísticas. Del mosaico, de carácter opaco y plano pasa hacia las cajas de luz y cajas-vidriera; una evolución hacia el mundo de la transparencia. En ellas el espacio se organiza en varios niveles de mosaicos transparentes. Desaparece el color y predomina la sensación de vacío e intemporalidad como forma de introspección, de búsqueda de uno mismo. Tras esta introspección viene la apertura hacia el espectador. La luz ilumina ahora la materia inmóóvil. Ágatas suspendidas en una nebulosa de arena contrastan con la luz que proviene del fondo, a modo de contraste simbólico entre cielo (luz) y tierra (materia); intemporalidad y materialidad. En dichas realizaciones se pretende mostrar al espectador la sensación de haber llegado ya a lo completo, mostrar el carácter efímero que tiene un instante de vida. Si antes la mirada se dirigía desde el exterior hacia el interior es ahora a la inversa.
Este proceso de reflexión y experimentación artística la conduce finalmente a la creación de ambientes, campo en el que se centra su actividad actual. En el montaje que constituye la última parte de la exposición queda resumido todo su pensamiento anterior. Alude al sentimiento personal de las ataduras con las que se ha encontrado a lo largo de su trayectoria e ironiza sobre las mismas. El mensaje que puede leerse tras el montaje, a pesar de la clara alusión a la muerte de la experiencia personal del arte, es un mensaje optimista. La artista se reafirma en las que han sido siempre sus principales convicciones: la libertad y la vida, que incorpora al ambiente mediante el sonido de las gaviotas y el latido del corazón. En una época en la que parece darse por descontado que no es posible la experiencia artística Celia Gradín afirma, personalmente, que ella ha decidido continuar.

Redacción: Marisa Herrero Membrado, historiadora del arte.